donde-trabajar-ux-designer
Tips

Dónde trabajar como UX Designer según tu personalidad

¿Te has puesto a pensar qué tipo de oportunidades y lugares de trabajo son los más adecuados para ti? Cada uno de nosotros tenemos habilidades diferentes y algo que influye mucho sobre nuestra satisfacción laboral está asociado con nuestra personalidad.

Desde hace ya mucho tiempo se han realizado diferentes teorías sobre los diferentes tipos de personalidad que existen. Una de las más famosas y populares es la Myers-Briggs de Katharine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers, quienes propusieron que hay cuatro posibles rasgos en la personalidad de un individuo:

  • Introversión (I) o Extraversión (E)
  • Intuición (N) o Sensorial (S)
  • Pensamiento, “Thinking” en inglés (T) o Emocional, “Feeling” en inglés (F)
  • Juzgador (J) o Perceptivo (P)

Te preguntarás por qué te hablo de esto. Durante mis años de carrera profesional, me he desenvuelto en múltiples lugares y condiciones de trabajo y esto me ha permitido afrontar diferentes retos. Me di cuenta, que “curiosamente” mi personalidad hace que me sienta mejor en un tipo de lugar que en otro.

Por eso, en este post te quiero compartir los cuatro tipos de lugares de trabajo en los que podrías acomodarte como UX Designer según tu personalidad y platicarte sobre los pros y contras que he identificado.

Esto no es una receta, ni mucho menos predicciones astrales 😉

Pero, ¿por qué no intentas primero descubrir tu tipo de personalidad y luego conocer qué tipo de lugar de trabajo se acomodaría a ti? ¡Quizá nunca lo habías considerado!

 

Dónde trabajar como UX Designer

 

1. Startups

Definitivamente trabajar en un startup puede ser una sensación de montaña rusa y adrenalina, sobre todo si está iniciando. Un UX Designer en una startup debe estar abierto a “pivotear” y adaptarse a los cambios rápidos y bruscos. Por lo tanto, se necesita una personalidad flexible, energética, con ganas de experimentar y no temerle al fracaso.

Personalidades acorde del tipo: Exploradores, Analistas

Pros: Aprenderás sobre cosas y temas que ni siquiera habías pensado o escuchado. Podrás establecer contacto directo con los fundadores o personas a cargos directivos fácilmente. La mentalidad es más abierta a la prueba y error. Puedes llegar a lograr un gran impacto.

Contras: Podrías llegar a sentir que es un ambiente “sin control”, donde un día estás celebrando por tus logros y al día siguiente temiendo por tu trabajo. Si no soportas la incertidumbre quizá no es para ti. Averígualo en la Guía para Iniciar mi Carrera en UX.

 

2. Consultoras / Agencias

Una consultora o agencia generalmente es contratada por una organización que desea mejorar sus procesos, o que requiere ayuda adicional para implementar un proyecto. A veces la capacidad de una organización es poca y no tienen tiempo o los recursos necesarios para contratar a más personal y en ese caso recurren a este tipo de servicios. Por otra parte, puede ser que lo que buscan es una visión “fresca” e imparcial y una consultora o agencia puede llegar a aportar esto.

Personalidades acorde del tipo: Analistas, Centinelas

Pros: Trabajarás seguramente en varios proyectos a la vez, incluso de diferentes industrias y servicios. El trabajo demanda constante actualización por la misma razón. Puedes aplicar experiencias de clientes pasados a nuevos proyectos. Además, puedes tener diferentes equipos o compañeros de trabajo por proyecto, lo cual te permite conocer más gente. Sin duda un lugar ideal para obtener mucha experiencia en poco tiempo.

Contras: Requiere de habilidades específicas de monitoreo y administración de proyectos. Habrá meses en donde no haya mucho trabajo y otros donde te estás desbordando. Hay que saber manejar bien el estrés. Si eres una persona que le cuesta hablar en público o dar la cara frente a la gente (presentaciones, reportes, etc) tal vez pueda ser intimidante para ti. Después de que finaliza el proyecto a veces no es posible ver los resultados o el impacto que tuviste.

 

3. Corporativos

De bancos, servicios, a retail, los corporativos son TAN diferentes, que me es difícil describir todos los tipos de ambientes y culturas corporativas. Sin embargo, hay corporativos que desconocen o se encuentran en etapas tempranas de entendimiento acerca del Diseño Centrado en el Usuario y el impacto que puede tener la UX en el negocio. Si una organización es madura y tiene un trayecto recorrido en este tema, puede ser más fácil de sobrellevar, en caso contrario te tocará evangelizar a otros colegas e incluso departamentos.

Personalidades acorde del tipo: Centinelas, Diplomáticos

Pros: Hablando en términos económicos y no sólo de personalidad, no cabe duda que trabajar en un corporativo es uno de los trabajos donde encontrarás mayor estabilidad. Si tienes una familia o tienes pensado por ejemplo obtener algún crédito personal, comprar casa, o automóvil, esta es la opción. Los corporativos incluso muchas veces apoyan con seguro médico y atención para quienes esperan un hijo.

Contras: Para alguna gente puede llegar a ser algo monótono, sobre todo después de ciertos años. Como mencioné anteriormente, si el corporativo no está en etapa madura sobre UX, podrás “toparte contra pared”, o no poder realizar proyectos debido a la burocracia.

 

4. Freelance

Ser freelance, o consultor independiente no es tan sencillo como parece. En el post post 10 Habilidades que un UX Designer debe tener, platiqué acerca de los diferentes tipos de habilidades que hay que tener, pero quiero hacer énfasis en que también se requiere de muchísima madurez y administración. No sólo para ejecutar, sino para poder realizar una propuesta realista y que vaya acorde a las necesidades del cliente. Yo te recomendaría que probaras esto una vez que ya hayas ganado experiencia en el terreno, es decir en cualquiera de las tres opciones anteriores, pues de esta manera podrás traer esa experiencia a juego.

Personalidades acorde del tipo: Analistas

Pros: Estás en constante aprendizaje y puede llevar a poner en alto tu nombre si lo haces bien. Te permite muchísima flexibilidad, tanto de tiempo como de presencia física o remota. Puedes escoger si ser especialista en un tema, o bien, ofrecer varios servicios. Tú decides qué y cuánto trabajo tomar. Ojo también en no caer en el extremo donde pierdas tu vida social y familiar por ser una máquina de trabajo.

Contras: Si tu propuesta no es realista puedes caer en muchas trampas en forma y dinero, el famoso “eso nunca se dijo”, “pensábamos que si lo incluía”. Es importante por lo tanto, establecer todos los límites de lo que puedes y no puedes hacer, esto traducido en el alcance de tus propuestas. Aquí no hay trabajo en equipo, por lo tanto debes sacar las cosas adelante y dar la cara, si no lo haces bien, es común que se corra la voz y esto puede no ser nada conveniente para ti, pues te puede cerrar muchas puertas en el futuro. El dicho de “época de vacas gordas y vacas flacas” puede resultar cierto en esta modalidad.

En conclusión

Como dije anteriormente, esto no es una receta ni tampoco predicciones, mucho menos reglas; son observaciones basadas en lo que personalmente he visto y experimentado. Además de la personalidad hay otros factores a tomar en cuenta como el momento de tu vida en el que te encuentras y lo que esperas alcanzar. Así que no temas cambiar de un lugar de trabajo a otro y conocer diferentes ambientes, culturas y retos. Cada tipo de trabajo trae consigo una infinidad de aprendizajes para ti. Tómalo como una oportunidad de descubrimiento personal y sobre todo disfruta del trayecto.

Me encantaría saber qué opinas al respecto y si te ayudo a tomar una decisión 😉

¡Descubre más acerca de tus habilidades y tipo de trabajo ideal en el eBook!

ebook 01 banner

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *