natalia-vivas
Entrevistas

Conoce a: Natalia Vivas

Natalia es socia y co-directora de Usaria Colombia, dedicada en usabilidad y UX desde el 2002. Ha sido periodista, docente, consultora y conferencista de diversos eventos de diseño en Latinoamérica. Fue Practitioners Vice-Chair del Capítulo Latinoamericano del SIGCHI.

¿Cómo empezaste tu carrera en UX?

Normalmente respondería esta pregunta contando que fue a la mitad de mi pregrado en Comunicación Social cuando unos amigos al ver mi interés por internet y la redacción en general, me invitaron a hacer parte de su naciente empresa de desarrollo web como “Arquitecta de Información“, era el año de 2002 y yo fui al Altavista a buscar qué diablos era eso. Sin embargo, en retrospectiva, el verdadero inicio de mi carrera fue en el momento en que hice mi primera prueba de usabilidad.

Al año de empezar como Arquitecta había participado en la estructuración de un complejo software de contratación estatal que queríamos convertir en producto masivo, entonces sugerí que antes de volverlo público hiciéramos una prueba de usabilidad con la usuaria final, la única que teníamos en esos momentos. Yo nunca había hecho algo semejante, había leído varias guías y teorías al respecto pero me daba mucha inseguridad aplicarlas, sin embargo lo hice. Planteé alrededor de 5 tareas para comprobar mis dudas con el diseño y puse a nuestra “usuaria” a navegar el sistema.

La experiencia fue asombrosa. La gente opera de maneras muy diferentes, y con una sola persona había detectado cosas tan simples como destacar una cifra, resaltar más un botón, etc.

Claramente cometí muchos errores en la ejecución de la prueba, por eso decidí hacer de mi investigación de pregrado un estudio de usabilidad para identificar cómo leía la gente en sitios web institucionales y a partir de ahí crear una guía de escritura para web. Afortunadamente en mi universidad había llegado el Dr. César Collazos quien ya contaba con investigación en Interacción Humano Computador, y fue mi asesor y guía en este camino.

 

¿Qué es lo que más te apasiona de UX?

Definitivamente el diseño de interacción. Tengo una fascinación, casi obsesión, por entender cómo la gente reacciona ante un estímulo visual, auditivo, gestual, etc, y cómo toma decisiones usando los controles físicos o digitales de un sistema.

Además porque esta área de la UX suele ser la más descuidada por algunos diseñadores que normalmente ponen todos los botones de una interfaz del mismo color, o los desplegables con animaciones que molestan, o las acciones del sistema con textos que no motivan a hacerles clic.

Por esta misma fascinación tomé un curso de verano en The School of Visual Arts in NYC, el cual recomiendo, donde no sólo aprendí a pensar en las oportunidades de interacción con otros dispositivos (relojes, neveras, robots) sino también a hacer validaciones remotas de productos interactivos y a mejorar la visualización de datos.

 

¿Con qué retos te has enfrentado en tu carrera?

Bueno, es una pregunta bastante amplia porque ya llevo 15 años en el tema, y la lista es enorme, sin embargo si pudiera resumir el mayor reto: las relaciones interpersonales entre cliente, diseñador, ingeniero, mercadólogo, gerente y director para construir un sitio web o sistema. Aprendí que la verdadera UX no es posible en ningún escenario organizacional si esta relación no se mejora, por eso desde Usaria, empresa mexicana que represento en Colombia junto a Maria Isabel Murillo, nuestro foco inicia entendiendo las relaciones internas y externas de una organización y su afinidad con el diseño y desarrollo digital. Por este mismo motivo inicié una Maestría en Gerencia de La Innovación y el Conocimiento, en la que he comprendido como sin una adecuada gestión del conocimiento los cambios organizacionales, sobretodo hacia el diseño o la creatividad, son lentos y a veces imposibles.

 

¿Qué consejo das a quienes empiezan en UX?

Nunca inicies un proyecto UX sin haber entrevistado al menos a 3 personas y en esa misma línea nunca dejes que un producto o interfaz esté al aire sin haber probado la experiencia al menos con un usuario actual o  potencial.

Por otro lado, y más a titulo personal, considero que viajar es igual o más importante que leer, por eso para ser un buen diseñador de experiencias: ¡viaja!, debes haber vivido muchos momentos en muchos contextos y culturas, enfréntate a ser el nuevo usuario de “otros mundos” para mantener la empatía. (Para más consejos sobre la profesión, empecé una serie de artículos con recomendaciones detalladas que podría interesarte)

 

Sigue a Natalia Vivas en Twitter como @nataliavivas

¿Quieres conocer a más profesionales de UX? Suscríbete al newsletter mensual para mantenerte actualizado

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *