Teoría

Principio Psicológico Digital 4: Necesidad de Completar

Fuente autorizada: Digital Psychology.

A nosotros, como seres humanos, no nos gusta dejar las cosas incompletas. Estamos motivados por terminar un conjunto de tareas, incluso si no hubiera otra recompensa más que la satisfacción de completarlas.


ESTUDIOS RELACIONADOS

Durante la temporada navideña de 2016, los investigadores de Harvard Barasz, John, Keenan y Norton (2017) realizaron un estudio con la Cruz Roja Canadiense. Los posibles donadores fueron dirigidos a una de las tres páginas de destino.

El primer grupo recibió una solicitud de donaciones en efectivo. Al segundo grupo se le pidió que seleccionara los regalos de una selección de seis artículos, como mantas, pañales para bebés o comidas, entre otros.. y un marcador de ubicación en un mapa indicaba dónde se donarían los elementos seleccionados. La tercera página de destino ofrecía los mismos regalos, pero en un pseudo conjunto llamado “Kit de Supervivencia Global”. Cada vez que se seleccionaba un elemento, en lugar de marcadores de ubicación, una línea crecía más en todo el mundo. Un círculo cerrado significó que los seis artículos fueron financiados, pero los posibles donadores podrían elegir tantos regalos como quisieran.

El 21% de las personas del tercer grupo decidieron donar los seis regalos, en comparación con sólo el 5% en la segunda página y el 3% en efectivo.
Nos gusta completar o “tachar” las cosas que hicimos. En los días anteriores al papel y la pluma, nuestros recuerdos realizaban todo el trabajo. Para realizar un seguimiento, nuestra mente se fija en tareas pendientes, el llamado efecto Zeigarnik. La psicóloga Bluma Zeigarnik había notado que los camareros podían recordar las órdenes abiertas más eficientemente que las que se habían entregado. Otros experimentos han demostrado que podemos recordar cosas incompletas o interrumpidas mejor que las cosas que hemos terminado (Zeigarnik, 1927).


EJEMPLOS

1. Wizards (paso-a-paso)

Estamos hablando del proceso paso a paso que lleva al usuario a través de una secuencia de solicitudes de entrada de datos. Es un patrón de diseño popular para dividir formas complejas en tareas más pequeñas y más digeribles. Muestra una barra de progreso o el número de pasos que quedan para indicar a los usuarios cuánto tiempo tomará todo el proceso. Un indicador también actúa como un recordatorio de cuánto tiempo ya han invertido, tiempo que se perdería si no completaran el proceso.

2. Barras de progreso

La gente quiere indicadores de progreso. Da retroalimentación sobre el estado actual, pero también estimula el deseo de continuar el proceso. Cada vez que la barra de progreso se mueve a través de nuestras acciones, sentimos los efectos positivos de la dopamina, lo que nos motiva a repetir la tarea anterior. Este fenómeno también se conoce como aprendizaje autodirigido, que probablemente se desarrolla evolutivamente para maximizar las oportunidades de aprendizaje y, por lo tanto, para reproducir la inteligencia humana (Herd, Mingus y O’Reilly, 2010).

3. Empezando con un porcentaje alto

Haz que el indicador de progreso sea prominente y muestra después de la primera tarea completada una tasa de finalización relativamente alta. Pero, no te excedas. Mantenlo verdadero. Estamos más motivados para alcanzar una meta cuanto más nos acercamos (Kivetz, Urminsky y Zheng, 2006).

4. Contadores y notificaciones

Es posible que hayas escuchado hablar del enfoque del Inbox Cero: una técnica desarrollada por Merlin Mann para mantener su bandeja de entrada de correo electrónico vacía casi todo el tiempo. Para muchas personas, los contadores, especialmente aquellos que indican tareas incompletas, provocan incomodidad, que intentamos evitar. Según un estudio de 2002, los empleados reaccionaron al 70% de sus correos electrónicos no leídos en 6 segundos. Estas interrupciones pueden ser de gratificación instantánea. Nos dan pequeñas dosis de dopamina cada vez que completamos algo, lo que a su vez nos refuerza para ir en busca de otras tareas o distracciones.

5. To-Do’s (listas)

Dropbox tiene una excelente lista de verificación “Comenzar”. Se le pide al usuario que los refiera a amigos, que se conecten a las cuentas de las redes sociales y que siga a Dropbox en Twitter, lo que resulta en más espacio libre. Este truco de crecimiento es, sin duda, una de las razones por las que Dropbox se convirtió en una empresa multimillonaria. Proporcionar misiones pequeñas y alcanzables puede producir pequeñas ganancias cuando se completan. Pero, no todos los usuarios serán seducidos únicamente por la necesidad de completar. En este caso, ofrece recompensas extrínsecas, como lo hace Dropbox.

Texto original por Daniel Stefanovic

Referencias y Lecturas recomendadas sobre Necesidad de Completar

  1. Barasz, K., John, L. K., Keenan, E. A., & Norton, M. I. (2017). Pseudo-set framing. Journal of Experimental Psychology: General, 146(10), 1460.
  2. Herd, S., Mingus, B., & O’Reilly, R. (2010). Dopamine and self-directed learning. In Proceedings of the 2010 conference on Biologically Inspired Cognitive Architectures 2010: Proceedings of the First Annual Meeting of the BICA Society, Alexei V. Samsonovich, Kamilla R. Jóhannsdóttir, Antonio Chella, and Ben Goertzel (Eds.). IOS Press, Amsterdam, The Netherlands, The Netherlands, 58-63.
  3. Jackson, T., Dawson, R., Wilson, D. (2002). Case study: evaluating the effect of email interruptions within the workplace. IN: Conference on Empirical Assessment in Software Engineering, Keele University, EASE 2002, Keele, UK, April 2002, pp. 3-7.
  4. Kivetz, R., Urminsky, O., & Zheng, Y. (2006). The goal-gradient hypothesis resurrected: Purchase acceleration, illusionary goal progress, and customer retention. Journal of Marketing Research, 43(1), 39-58.
  5. Zeigarnik, B. (1938). On finished and unfinished tasks. A source book of Gestalt psychology, 1, 300-314.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *